2 juegos caseros para perros miedosos que no te puedes perder
Ene 15

2 juegos caseros para perros miedosos

Si tienes un perro miedoso, te traigo 2 juegos caseros para perros miedosos que podrás hacer hoy mismo para ayudarle a superar sus temores y ganar confianza.

Sé muy bien de lo que hablo porque yo tengo una perrita miedosa, muy miedosa. Plumita viene de un maltrato muy grande y, pese a que actualmente es una perrita feliz, aún recela cuando se acercan extraños o se presenta alguna situación fuera de lo normal.

Y aunque en estos casos uno puede pensar que mejor dejarle tranquilo y no agobiarle con ejercicio mental, activar su olfato o cosas raras que pueda asustarle, como siempre, se trata de hacerlo bien.

En los perros miedosos, el ejercicio mental está recomendado:

  • disminuye los niveles de ansiedad y estrés.
  • les ayuda a superar su miedo y ganar confianza.

Pero no cualquier ejercicio mental, hay que adaptarlo a ellos.

¿Cuáles son los mejores juegos caseros para perros miedosos?

Sin duda, los mejores ejercicios caseros para perros miedosos son los que trabajan la propiocepción, que es el sentido que informa sobre la posición de los músculos. Y aunque esto suene raro, no es más que trabajar para mejorar la coordinación, equilibrio, concentración y memoria muscular.

Muchos perros no son conscientes de sus patas traseras, no les gustan si les tocan en esa zona o se sobresaltan si algo les roza haciéndoles sentir inseguros.

De ahí la importancia de trabajar la propiocepción con los perros miedosos:

  • les hace ser plenamente conscientes de todo su cuerpo.
  • superar pequeños retos aumenta su seguridad al comprobar que, aunque al principio algo puede dar miedo, son capaces de enfrentarse a él y constatar que era infundado.
  • al concentrarse para conseguir su objetivo, se olvidan del ambiente exterior y de lo que les provoca nerviosismo, aprendiendo que no tienen motivos para asustarse.

Para empezar a trabajar la propiocepción, te propongo estas dos opciones que también puedes hacer si tu perro no es miedoso y simplemente quieres ayudarle a trabajar la conciencia de si mismo y divertirse.

Pasar por debajo de la manta

Coloca una manta o toalla entre dos sillas de manera que tu perro pueda pasar por debajo sin rozarla (como ves en la foto). Deja unos premios formando un camino entre las sillas y, sin animar ni insistir, permite a tu perro acercarse a su ritmo hasta pasar por debajo de la manta.

Si tu perro es muy miedoso, empieza solo con las sillas, sin la manta encima.

A medida que coja confianza, puedes disminuir los premios (con dos o tres formando un camino será más que suficiente) e ir bajando la mata poco a poco para que tu perro roce con ella al pasar. Recuerda siempre hacerlo a un ritmo al que tu perro se sienta seguro, sin prisas, hasta llegar a tapar completamente con la manta el espacio entre las dos sillas.

Una forma de aumentar la dificultad y variar el juego es utilizar otros objetos para que tu perro tenga que apartarlos para pasar, como unas latas unidas por un cordel que harán ruido cuando tu perro camine entre ellas y chocarán con su cuerpo al pasar.

Siempre que pruebes cosas nuevas, empieza por la mínima dificultad y ve aumentando poco a poco, con paciencia.

Caminar entre objetos misteriosos

Coloca algunos objetos en el suelo y cúbrelos con una manta o toalla. Tira unos premios entre ellos para que tu perro tenga que caminar encima de la manta para conseguirlos.

Intenta hacerlo en un pasillo para que no pueda rodear la manta para conseguir los premios.

Si tiene mucho miedo, comienza con muy pocos objetos e, incluso, solo con la manta.

Este juego tiene muchas variantes y es muy sencillo subir la dificultad para que suponga un reto hasta al más valiente de los perros. Por ejemplo, puedes poner debajo de la manta cojines u otra superficie inestable, objetos que hagan ruidos al pisarlo cómo algún plástico o una caja de cartón grande y delgada que se venza con el peso conforme pase por ella. Las opciones son infinitas.

Y tú, ¿también tienes un perro miedoso?, ¿trabajas con él para ayudarle a superar sus miedos y coger confianza? Me encantará saberlo en los comentarios 🙂

COMENTARIOS

Este artículo tiene 4 comentarios

  1. José Luorcar
    09/02/2020 a 11:08 pm · Responder

    Gracias María. No sabía lo que significaba la palabra propiocepción. Ahora lo tengo claro y los dos ejercicios aportados, intuyo que pueden ser muy efectivos para vencer el miedo y reforzar la seguridad.

    • María de Perros de Ciudad
      10/02/2020 a 7:20 pm · Responder

      Cuánto me alegro José. Son ejercicios que les ayudan, efectivamente, a ganar seguridad en sí mismos. Los perros se enfrentan a un pequeño reto que les da miedo pero motivados por la comida logran vencerlo por si mismos (importante aquí que sea de un nivel adecuado, ni muy difícil ni muy sencillo). También puedes practicarla en la calle, animando a tu perro con premios a pasar por diferentes superficies (por ejemplo subirse a un banco o caminar por un puente. Siempre sin forzar, se trata de que mutuo propio quieran avanzar 🙂

  2. Flor
    26/02/2020 a 8:14 pm · Responder

    Que gran articulo! Venimos trabajando en propiocepción pero no se nos había ocurrido el del piso. Muchas gracias por tanta buena información que brindas!

    • María de Perros de Ciudad
      28/02/2020 a 5:28 pm · Responder

      Muchísimas gracias! Se puede hacer propiocepción en cualquier lado, ¡imaginación al poder!

Únete a la conversación, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar