▷Autocontrol en el perro 💥| Qué es, ejercicios y juegos
Ago 15

Autocontrol en el perro

El autocontrol en el perro es lo que le permite afrontar con calma diversas situaciones en su día a día.

Son muchos los problemas de conducta que presentan los perros en los que la falta de autocontrol es el detonante o agravante de ellos. Trabajando el autocontrol con tu perro a través de ejercicios, situaciones cotidianas y juegos conseguirás que tu perro esté más tranquilo y aumente la seguridad en sí mismo.

Qué es el autocontrol en el perro

Es la capacidad de un perro de sentir que lo que sucede en situaciones de interés puede afrontarlo con éxito a través de acciones voluntarias, sobre sí mismo y sobre su entorno.

Es decir, es la capacidad que tiene un perro gestionar una emoción, regularla y realizar una conducta adecuada. O dicho en otras palabras, pensar qué hacer y dar una respuesta adecuada en vez de actuar a lo loco.

Un perro con autocontrol gestionará las situaciones de forma tranquila y calmada. Y esto es algo que tu perro debe y puede aprender a regular por sí mismo, sin que tengas que decirle que lo haga.

Autocontrol en el perro
Aquí estoy esperando a que Plumi esté tranquila para darle un premio y ni la estoy mirando.

Y dentro del autocontrol, podemos hacer dos distinciones:

  • Autocontrol de la emoción: la capacidad para regular y dirigir la emoción ante la aparición de situaciones que la activan.
  • Autocontrol de la conducta: la capacidad de interactuar y responder de forma anticipada con conducta voluntaria, ante el estímulo y/o situación que activa la emoción.

Es decir, el perro tiene que autoregular dos cosas, tanto la emoción que siente como la conducta que realiza.

Diferencia entre autocontrol y control

El control es el poder o dominio que una persona (o cosa) ejerce sobre otro ser u objeto.

Es decir, en tu caso, el control es cuando pides a tu perro que haga algo y te hace caso. Por ejemplo, control es cuando le pides que se siente, que se quede quieto o que venga cuando le llamas. Como ves, es diferente del autocontrol, pues en este caso tu perro no está autoregulando su respuesta, sino que tú le estás diciendo lo que debe de hacer.

El control puede ser muy útil en diferentes situaciones y también es algo a practicar con tu perro, pero en este caso vamos a dejarlo de lado para centrarnos en el autocontrol.

IMPORTANTE

No se trata de que tu perro te haga caso a través de órdenes, sino de que sea capaz de autogestionar las situaciones por sí mismo. Tanto a nivel conductual como emocional.

diferencia entre control y autocontrol en el perro
Aquí estoy pidiendo a Plumi que se quede quieta, por lo tanto es control.

¿A mi perro le falta autocontrol?

Hay muchas situaciones que quizás estás viviendo con tu perro que son producidas por una falta de autocontrol. Las más típicas son:

  • Con la comida: tu perro está muy nervioso mientras preparas su comida, saltando, ladrando y moviéndose de un lado a otro sin parar. Se abalanza sobre el plato de comida cuando lo estás dejado en el suelo y algunas veces hasta lo tira de la emoción.
  • Al salir al paseo: tu perro se pone como una moto cuando llega el momento de salir a la calle. Salta, ladra, da vueltas sobre si mismo… un auténtico torbellino mientras te preparas. Te cuesta ponerle el collar, la correa y al abrir la puerta se abalanza para salir el primero como si no hubiera mañana.
  • Cuando saluda: tu perro sale disparado para saludar a otros perros, se tira como un loco a saludar a las visitas, se tira encima de cualquier persona que ve en el paseo a saludarla…
  • Durante el paseo: tu perro tira sin parar para llegar al parque, para saludar a otro perro, para ir a un lado u a otro. Tu paseo es un continuo tirón de correa.

Estas son situaciones muy típicas de un perro impulsivo que no mide su respuesta ante un estímulo. Pero cada perro es un mundo y quizás ahora tengas en mente otras situaciones provocadas por falta de autocontrol en tu perro.

Beneficios de practicar autocontrol en el perro

Cuando un perro siente una emoción muy fuerte, esta impacta en la dimensión emocional produciendo una conducta innata, reactiva e inmediata. El autocontrol es lo que hace que conecta la dimensión emocional con la dimensión cognitiva para que piense y de una respuesta adecuada y eficaz a la situación.

Autocontrol en el perro

Trabajar el autocontrol con tu perro le aporta múltiples beneficios:

  • Aumenta la confianza en sí mismo y seguridad. Ya no será un perro que actúe de forma descontrolada ante una situación sino que podrá analizar el entorno y dar una respuesta cognitiva. Se sentirá más seguro pues tendrá más herramientas para gestionar las situaciones.
  • Mejora la gestión de la frustración y aumenta la concentración. Tu perro no activará una respuesta innata ante las situaciones, sino que pensará antes de actuar. Con la práctica, se concentrará a la hora de resolver un problema y en vez de frustrarse, buscará la forma de hacerlo.
  • Aumenta vuestro vínculo. Pues trabajaréis juntos este autocontrol y eso hará que tu perro gane confianza en ti y os unáis más.
  • Mejora su estabilidad emocional. Ya no es un ser sin control de sus pensamientos o emociones, sino un perro que puede regular sus emociones por sí mismo. Podrá evitar estados de excitación máxima, de hiperactividad y demás emociones tomando el control y relajándose por sí mismo.
  • Mejora vuestra convivencia. Tu perro dejará de lado conductas que sin duda empeoran el tiempo que compartís juntos (avalanzarse a otros perros en el paseo, ponerse muy nervioso para salir de paseo…).
caminar sin tirar de la correa
Aquí Balú tiene autocontrol para, aunque ha visto el gato, no lanzarse a él.

Qué perros deberían de practicar autocontrol

El autocontrol es para todos los perros.

Y una vez dicho esto, es verdad que a los que más puede ayudar son:

  • Cachorros: indispensable para un buen crecimiento emocional.
  • Perros muy nerviosos: pues les ayudará a tomar el control de las situaciones y no dejarse llevar por la emoción.
  • Perros miedosos: les ayuda a que ante una situación de miedo no tome el control la emoción sino que puedan regular su respuesta. También ganarán seguridad en sí mismos.
  • Perros reactivos: para que su cerebro no active la respuesta primaria ante un estímulo y tengan herramientas para no reaccionar de forma inadecuada.

Control de impulsos y autocontrol en el perro

Los perros con problemas de control de impulsos presentan conductas irreflexivas y poco meditadas. Actúan de forma impulsiva, sin medir las consecuencias que puedan tener sus conductas.

Los perros son seres inteligentes, con una compleja red neuronal que les permite adaptarse a su entorno y ser socialmente competentes. Aunque parezca que el control de impulsos es algo más humano que perruno, lo cierto es que no es así.

Un perro equilibrado es capaz de regular sus impulsos de manera voluntaria con el objetivo de alcanzar un bienestar y equilibrio personal. Esto es una habilidad compleja, en la que están involucrados aspectos como las emociones, los pensamientos y comportamientos, así como la toma de decisiones.

Trabajando el autocontrol, algo que los cachorros realizan de forma natural cuando se crían con su familia perruna, tu perro será capaz de controlar sus impulsos por si mismo.

Cómo practicar autocontrol en el perro

El autocontrol se trabaja en las situaciones cotidianas con tu perro con paciencia y constancia.

Dependiendo de la excitación de tu perro y de la situación de partida en la que se encuentre, te costará más tiempo conseguir tus objetivos. Pero con constancia y paciencia lo lograrás, independientemente de cómo sea tu perro. Todos lo logran.

Es importante que las primeras veces que realices un ejercicio de autocontrol le digas a tu perro qué hacer (sienta, quieto, etc.) pues así le muestras la conducta adecuada en esa situación para conseguir su objetivo. Pero más adelante, cuando lo haya entendido, deja que sea él quien libremente elija la conducta adecuada.

Es decir, que aunque las primeras veces le pidas que se siente para darle un premio, después no le digas nada para que sea él quien elija entre la conducta reactiva o la conducta autocontrolada. Recuerda que no se trata de decir a tu perro lo que debe de hacer, eso sería control, sino de que él mismo realice la conducta deseada, en este caso estar tranquilo, sin que nadie se lo diga.

Eso sí, tendrás que armarte de paciencia y tiempo, sobre todo los primeros días hasta comenzar a ver resultados.

Ejercicios y situaciones cotidianas para practicar autocontrol en el perro

En tu día tienes un montón de situaciones dónde trabajar autocontrol con tu perro. Pon en marcha tu imaginación y estáte atento para buscar momentos en vuestra rutina donde para practicarlo.

Como ideas, te propongo algunas situaciones cotidianas para practicar el autocontrol con tu perro:

Al darle su comida

Prepara el cuenco de pienso de tu perro y espera para ponerlo en el suelo a que esté tranquilo y quieto. Tarde lo que tarde, paciencia.

Si al bajar el cuenco al suelo tu perro se mueve, vuelve a subirlo y espera a que esté quieto para intentar bajarlo de nuevo.

Recuerda que es autocontrol, por lo que una vez sepa lo que tiene que hacer (por ejemplo sentarse) no tienes que hablar ni decirle nada a tu perro. Él se tiene que dar cuenta que si quiere comer tiene que controlar sus impulsos y estar tranquilo para que le pongas su cuenco en el suelo.

Al salir de paseo

Espera a que tu perro esté tranquilo para ponerle el collar o arnés, la correa y para abrir la puerta. Como ves son tres situaciones encadenadas en las que tu perro debe de mantener la calma para que:

  • Le pongas el arnés o el collar.
  • Le ates la correa.
  • Abras la puerta para salir.

Espera a realizar cualquiera de las tres a que tu perro esté tranquilo y, si se muestra nervioso, vuelve a empezar esa acción. Es decir, hasta que tu perro esté tranquilo no abras la puerta y, si estás abriéndola y se altera, vuelve a cerrarla y espera.

Cuando jugáis

Espera a que tu perro esté tranquilo para reanudar el juego.

Por ejemplo, si quiere que le tires la pelota, espera a que esté tranquilo para hacerlo, por mucho que te ladre y se te suba encima. Ten paciencia y verás como al final entenderá que solo estando tranquilo conseguirá que le tires la pelota.

Al tirar de la correa

Tienes un artículo completo con el paso a paso descargable para enseñar a tu perro a caminar sin tirar de la correa.

Este entrenamiento también tiene una parte de control de impulsos, pues si tu perro estira para llegar a un lugar tienes que quedarte quieto hasta que deje de estirar. Así aprenderá que solo llega a los sitios si lo hace de forma tranquila.

Juego para practicar autocontrol en el perro

Te propongo un juego para entrenar el autocontrol con tu perro de forma divertida y muy sencilla.

Coge un trozo de comida en tu mano que le guste a tu perro. Cuánto más apetitosa sea para tu perro, más difícil será para él autocontrolarse, por lo que elige algo que le guste pero no le vuelva loco para las primeras veces.

Cierra la mano con el trocito de comida dentro y ponlo cerca de su morro. Tu perro comenzará a realizar muchas conductas para cogerlo: lamerá tu mano, la golpeará, quizás te ladre… estará intentando ver cuál de ellas funciona para conseguirlo.

En el instante en que desvíe un momento la atención de tu mano, felicítale y abre la mano para dárselo. Estate muy atento pues las primeras veces será muy sutil, tan solo un segundo en el que mire para otro lado. Debes de estar preparado para felicitarle en cuanto lo haga.

Poco a poco, tu perro entenderá que cuando deja de insistir es cuando le das el premio. Conforme vaya entendiéndolo, podrás aumentar el tiempo desde que tu perro se queda tranquilo hasta que abres la mano y le felicitas, pero siempre muy poco a poco.

COMENTARIOS

Este artículo tiene 12 comentarios

  1. Noelia
    14/01/2020 a 11:51 pm · Responder

    Muchísimas gracias,por este gran trabajo con el cual,me ayudas a enseñar,cuidar,proteger y sobretodo aprender yo a cómo educar a mi querido compañero y amigo Tro.un besazo y mil gracias.

    • María de Perros de Ciudad
      17/01/2020 a 8:35 pm · Responder

      Muchísimas gracias Noelia 😍💜

  2. Charo
    16/02/2020 a 11:44 pm · Responder

    Boas Maria
    Que buen artículo, me ha parecido muy interesante y útil, empezaré a practicar los ejercicios con Leo y Mora.
    Un cordial saludo
    Charo

    • María de Perros de Ciudad
      17/02/2020 a 2:49 pm · Responder

      Muchísimas gracias Charo, ahora os toca empezar a divertiros practicando autocontrol 🙂

  3. Koki muiño
    06/04/2020 a 5:03 pm · Responder

    Hola María,espero aprender con todo este material que aportas en tu blog . Tengo dos boyeros de Berna y una tiene estrés y es reactiva. En este tiempo de confinamiento a empeorado espero me sirva todo lo que aportas para ayudarla. Gracias

    • María de Perros de Ciudad
      07/04/2020 a 5:23 pm · Responder

      Hola Koki, pues para estos días, mira los artículos de estrés, juguetes interactivos y activar el olfato que son los que más te van a ayudar, aparte de este de autocontrol. Y apúntate a la newsletter en cualquiera de los formularios que es la mejor forma de aprender. Un abrazo y mucho ánimo en estos momentos.

    • Georgina
      08/06/2020 a 4:04 pm · Responder

      Muchas gracias por el amor y la dedicación con la que creas estos artículos y envías los mails. Voy leyendo todos y poniendo en práctica los ejercios, mi perro es muy ansioso y a veces reactivo en los paseos con otros perros y me cuesta relacionarlo porque tengo miedo que lastime a alguien aunque no sea a propósito. Estamos fomentando la calma desde casa y tú información y actividades nos ayudan mucho!!

  4. pilar
    24/04/2020 a 8:09 am · Responder

    muchas gracias maria un articulo muy interesante .

  5. Susana Salgado Sánchez
    28/04/2020 a 10:32 am · Responder

    Hola María, aunque a veces voy retrasada viendo todo lo que mandas, quería agradecerte muy mucho está labor desinteresada que nos estás regalando. Gracias por regalarnos tu tiempo y tus conocimientos… Seguimos poco a poco aprendiendo.
    GRACIAS

    • María de Perros de Ciudad
      29/04/2020 a 7:09 am · Responder

      Hola Susana,

      Muchísimas gracias 💜

  6. Belen
    08/05/2020 a 9:39 am · Responder

    Hola María, muchas gracias por todo el esfuerzo que estás realizando para ayudarnos con nuestros pekes; siento mucho no ir al día en cada una de tus publicaciones y no poder estar más presente en la Academia, pero ya sabes que corren tiempos difíciles.
    Encontrar tus mails, y poder leerte por cualquier parte me da mucha tranquilidad; y sigo tus instrucciones siempre que puedo, a pesar del retraso.
    Hay artículos que he leído varias veces, y me doy cuenta que conforme avanzo con Bolo encuentro cosas nuevas en tus instrucciones que voy entendiendo mucho mejor.
    Gracias de nuevo!!!

    • María de Perros de Ciudad
      08/05/2020 a 9:48 pm · Responder

      Hola Belén,

      Son tiempos difíciles y no te preocupes que lo importante es aprender poco a poco y darnos también espacio para descansar. Dale mucho cariño a Bolo y transmítele tranquilidad que es lo más importante.

      Un fuerte abrazo,

      María.

Únete a la conversación, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.