Cómo usar un bozal con tu perro y que el encante llevarlo ❤️| Paso a paso
Abr 05

Cómo usar un bozal con tu perro y que le guste

Siempre que pensamos en un bozal lo vemos como algo negativo que nuestro perro lleva a modo de castigo, y aunque es verdad que siempre es mejor no usarlo, puedes usar un bozal con tu perro y que le guste llevarlo.

Además el procedimiento para conseguir que tu perro use el bozal feliz de hacerlo es sencillo y rápido de realizar siguiendo los pasos adecuados.

Puedes descargarte el paso a paso para enseñar a tu perro a usar un bozal justo aquí abajo, pero antes de que lo pongas en práctica quiero hablarte un poco más sobre el bozal.

Haz clic aquí y DESCÁRGATE GRATIS el paso a paso para que a tu perro le encante llevar bozal.

¡LO QUIERO!

El usar un bozal no tiene porque ser algo negativo para tu perro

La mayoría de los perros se ponen contentos cuando coges su correa para salir a la calle. Esto es así porque saben que significa que se van a la calle y eso les gusta mucho.

Pero, ¿has pensado que la correa en sí no es algo positivo?

El coger su correa supone que le vas a atar, a sujetar alrededor de su cuello o pecho y a limitar sus movimientos. Debería de mostrarse reticente a ponérsela, pero sin embargo, no es así.

De hecho, cuando se la enseñas en casa está feliz de que se les ates porque saben que irán a la calle, pero si estas en el parque y le llamas para atarle e iros a casa, entonces no quiere. La correa es la misma, lo que ha cambiado es lo que supone para él ponerse la correa: ir a la calle, diversión, o volver a casa, aburrimiento.

Lo mismo pasa con el bozal.

Como la correa, el bozal no es algo negativo en si mismo, por lo que puedes presentarlo como algo positivo y conseguir que tu perro lo asocie con premios y diversión. De esta manera, ponérselo nunca más será algo negativo.

Elige correctamente el bozal para tu perro

No todos los bozales son adecuados para que los usen los perros con seguridad y confort, por lo que es importante que elijas uno adecuado para el tuyo.

Para elegirlo, debes de tener en cuenta varios aspectos:

  • Los perros apenas tienen glándulas sudoríparas, por lo que no sudan. Si necesitan regular su temperatura corporal lo hacen a través de las almohadillas de las patas y del jadeo. Por esto último, es importante que el bozal de tu perro le permita jadear, pues sobre todo en los meses de calor puede ocasionarle problemas físicos el no hacerlo, o incluso darle un golpe de calor.
  • Los perros hacen muchas señales para comunicarse con la boca, por lo que debes de elegir un bozal que le permita gesticular cuando lo lleva puesto. Si no lo haces así, privas a tu perro del lenguaje necesario para comunicarse con otros perros y, lo más importante, podría generar un conflicto por ello.
  • Mientras lleva el bozal puesto, tu perro debe de ser capaz de beber agua cuando lo necesite.
  • Debes de poder darle premios a través de las rendijas del bozal. Esto es un requisito importante para conseguir asociar el bozal con algo positivo, como te voy a enseñar más adelante.

El bozal que yo uso y te recomiendo es un bozal de cesta del tamaño adecuado para tu perro. Un bozal así, le permitirá jadear, gesticular, comer y beber mientras lo lleva puesto.

Balú se está relamiendo en esta foto, una señal de calma muy común.

Por ejemplo como este bozal de cesta que puedes comprar online en Amazon.

Se trata de que tu perro no muerda o coma cosas del suelo, pero tiene que estar cómodo y actuar con normalidad con el bozal puesto.

Estos son los perros que deberían acostumbrarse a usar un bozal

Aunque repito que lo ideal es no usar un bozal con tu perro, en ocasiones es necesario hacerlo por decisión propia o por obligación legal:

  • Perros –mal llamados– Potencialmente Peligrosos, PPP. Estos perros no son peligrosos por tener esta etiqueta que nada tiene que ver con su carácter, pero por ley en España y otros países están obligados a llevar bozal y pueden multarte si no lo cumples.

  • Perros que pueden morder y por seguridad deben de llevar el bozal para evitar accidentes.

  • Perros que comen cosas del suelo llegando a ser un problema para su salud.

  • Cualquier perro que quiera utilizar el transporte público. Y es que en algunas ciudades como Madrid y Barcelona, está permitido montar con los perros en el autobús y metro pero utilizando bozal.

  • Perros a los que les no les gusta ser manipulados para cortarles las uñas o en el veterinario y necesitan usarlo en estas ocasiones.

Si tu perro no necesita bozal en su rutina diaria pero crees que en algún momento vas a necesitarlo aunque sea puntualmente para acceder al transporte público o ir al veterinario, debes acostumbrarle a llevarlo con antelación para que cuando tengas que usarlo lo haga con gusto.

Pasos para conseguir poner el bozal a tu perro y que le guste

Una vez que tienes un bozal adecuado para tu perro, tu labor será presentárselo como algo positivo, no como un castigo.

Lo ideal es que le dediques algunos ratitos cada día de corta duración para practicar con tu perro, alrededor de 5 minutos sería suficiente en cada ocasión.

Aunque te parezca poco practicar solo 5 minutos seguidos, es importante que respetes estos tiempos pues los perros se cansan rápido. Entre cada práctica, debes dejar un periodo suficiente para que tu perro se relaje y descanse.

Los pasos que te voy a dar son lo que se conoce como trabajo de condicionamiento al bozal. Esto significa es que tu perro no conoce el bozal y le estás condicionando para que tenga una respuesta al objeto, en este caso una respuesta positiva hacia él.

Practica cada paso sin prisas y espera a que tu perro se sienta cómodo interactuando con el bozal como te indico en cada paso para avanzar al siguiente. Si en cualquiera de los pasos tu perro se resiste al bozal, se muestra incómodo o tenso, retrocede a un paso anterior en el que estaba contento y avanza más despacio.

La paciencia es la clave en este proceso. Aunque muchos perros avanzan rápido en este proceso hasta conseguir llegar al último paso en el que ponerse el bozal les parece maravilloso, cada perro es diferente y debes respetar sus tiempos.

Usa el bozal a menudo para jugar con tu perro

Cuando completes todos los pasos y tu perro esté contento de llevar el bozal, juega con tu perro a diferentes juegos que pueda realizar con el bozal puesto. Si solo lo utilizas para cosas que no le gusten, como cortarse las uñas o ir al veterinario, de nada servirá el trabajo de asociación positiva que has realizado.

Por ejemplo, puedes jugar al escondite con tu perro o esconderle unos premios por la casa y cuando los encuentre se los das a través del bozal.

Descarga el paso a paso clicando en el siguiente enlace:

Haz clic aquí y DESCÁRGATE GRATIS el paso a paso para que a tu perro le encante llevar bozal.

¡LO QUIERO!

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar