▷ Cómo educar a un cachorro | Descargable PDF
Ago 16
Cómo educar a un cachorro

Cómo educar a un cachorro

Los primeros meses de un cachorro es el momento para dedicarle tiempo y convertirlo en un perro adulto equilibrado. Cómo educar a un cachorro de forma que sea un perro adulto feliz y tranquilo no es algo intuitivo como humanos.

Cuando los perros crían a sus vástagos, los convierten en perros perfectos. Cuando los lobos crían a sus lobeznos, los convierten en lobos perfectos, preparados para afrontar una vida como supervivientes. Cuando los humanos intentan convertir a sus cachorros en perros, se topan con un problema. ¿Por qué?

Turid Rugaas, educadora canina. Artículo Valpen, La locura adolescente.

Por eso quiero repasar contigo los puntos más importantes para lograr superar esta etapa con éxito y conseguir que tu cachorro se convierta en un perro equilibrado.

Descargarte el Ebook Cómo educar a un cachorro para tener siempre a mano esta información y educar a tu cachorro con éxito:

Haz clic aquí y DESCÁRGATE GRATIS el ebook Cómo educar a un cachorro

¡LO QUIERO!

Antes de tener un cachorro

Los cachorros son adorables, pero siempre aviso que dan bastante trabajo. He tenido muchos cachorros abandonados en acogida y hablo por propia experiencia.

Sin embargo, si te animas a zambullirte de lleno en la locura que supone tener un cachorro, ten en cuenta:

  • Una buena educación durante los primeros meses de vida será clave para tener un perro adulto equilibrado que te pueda acompañar a cualquier sitio. No lo dejes para mañana pues estos meses pasan rápido y es mejor educar bien desde el principio que solucionar problemas más adelante.
  • Fórmate antes de tener a tu cachorro, pues sus necesidades van mucho más allá de sacarle a pasear, que no te muerda tus zapatos favoritos y que haga sus necesidades en la calle.
  • Ten paciencia, mucha paciencia. Es un cachorro, «un niño», verás los frutos de tanto esfuerzo pero no inmediatamente. Constancia, paciencia y confiar son la clave.

Y lo más importante, disfruta de tu cachorro, crecen antes de que te des cuenta.

MI CONSEJO

Si estás pensando en aumentar tu familia con un perro, mi recomendación es acudir a una protectora de tu zona y dejarte aconsejar. Te animo a ir sin expectativas y dejarte enamorar sin pensar en edad, raza o color.

Mucha gente quiere un cachorro porque piensa que será más sencillo educarle sin tener en cuenta el trabajo que conlleva. Un perro adulto con su personalidad definida, que se adapte a tu familia y vuestra rutina, sin duda es una buena opción para disfrutar desde el primer día sin grandes complicaciones.

Etapas del desarrollo del cachorro

Los primeros meses de vida del cachorro marcarán su comportamiento como perro adulto. Por eso es importante que conozcas cómo educar a tu cachorro para convertirlo en un perro tranquilo y feliz.

Desde su nacimiento, el perro pasa por diferentes de desarrollo etapas en las que cobran importancia diferentes aspectos en función de su desarrollo y capacidades.

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA TRAER AL CACHORRO A CASA?

Por muchas ganas que tengas de tener a tu cachorro contigo, evita traerlo a casa antes de la 9° semana de vida. Que tu cachorro permanezca hasta la 8° semana con su madre y hermanos en un ambiente seguro y tranquilo evitará problemas futuros como miedos, hiperactividad, problemas de mordida o una mala socialización con otros perros. Espera hasta la 9° semana para traerlo a casa pues así habrá pasado un periodo de miedos que se da en la 8° semana durante el cual no es conveniente cambiarlo de lugar.

Aún así, el periodo de socialización de los cachorros dura hasta las 12 semanas de edad, por lo que mi recomendación es esperar hasta entonces para traerlo a casa. Sí, puede parecer eterno, pero pasar los primeros 3 meses de vida con su madre y hermanos harán de tu cachorro un perro seguro, tranquilo y sociable. Te aseguro que merece la pena.

Cómo educar a un cachorro para llegar a casa
«Cuándo los perros crían a sus vástagos, les hacen perros perfectos», Turid Rugaas.

Preparar la llegada de un cachorro

Prepara tu casa antes de la llegada del cachorro y tómate unos días libres cuando lo recojas para pasar los primeros días junto a él.

No te obsesiones con comprar muchas cosas antes de su llegada, pues lo necesario es poco:

  • Un arnés y una correa de 2 a 3 metros. No compres una correa extensible, esto es importante, pues son peligrosas y no le podrás enseñar a pasear tranquilo.
  • Una cama mullida de tamaño suficiente para que se pueda estirar en ella.
  • Dos cuencos, uno grande para el agua que esté siempre disponible, y otro para su comida.
  • Varios juguetes de calidad que pueda morder con seguridad. Te aconsejo el Kong, que da mucho juego, y algún mordedor.

Antes de su llegada, quita de su alcance todo lo que pueda ser susceptible de romperse o peligroso, más vale prevenir que curar. Los cachorros descubren el mundo con su boca y nada está a salvo de alguna trastada. Si tienes otros perros, guarda al principio los juguetes u otros objetos que puedan suponer un conflicto.

Alimentación del cachorro

Lo mejor es que visites a tu veterinario para que te aconseje sobre las distintas dietas que puedes dar a tu cachorro. En el mercado existen muchas marcas de pienso con distintas composiciones en función de las características de cada perro y, además, puedes alimentarle con comida natural, lo que se conoce como dieta Baarf.

Si optas por el pienso, elige una gama media-alta. Los piensos baratos de mala calidad causarán problemas gastrointestinales a tu perro y, al final, pagarás caro lo que te has ahorrado.

MI CONSEJO

Siempre que realices un cambio de tipo de pienso o alimentación a tu perro, hazlo poco a poco. Durante los primeros días del cambio, mezcla cada vez una proporción mayor del nuevo pienso con el antiguo.

Con la llegada de tu cachorro, lo mejor es que te den algunos puñados del pienso que esté tomando en ese momento para hacer el cambio paulatinamente a su llegada a casa.

Llegada a casa de un cachorro

El día de su llegada si tienes otros perros, intenta que se conozcan en la calle o en el parque, jueguen un poco o den un pequeño paseo y después, suban a casa juntos.

Deja a tu cachorro explorar tranquilo y a su ritmo su nuevo hogar. Los primeros días vigila siempre al cachorro, pues quizás haya algo peligroso o algún objeto a su alcance que no quieres que toque y se te había pasado por alto.

Vigila cómo se relaciona el cachorro con tus otros perros o con los niños de la casa, sobre todo si son pequeños. No dejes que se produzcan situaciones conflictivas. Separa al cachorro de tus otros perros si les está molestando y explica a los niños cómo deben de jugar con él para no incomodarlo. Es tu responsabilidad como adulto el evitar un accidente.

Lo principal estos primeros días es que tu cachorro asocie tu casa con un lugar agradable donde le encante estar. Debes intentar que las experiencias de tu cachorro en su nuevo hogar sean siempre positivas las primeras semanas. Para ello, evita bañarlo, dale la comida por separado de tus perros para que no haya conflictos, no le riñas, etc.

Y lo más difícil, no le prestes demasiada atención para evitar el hiperapego. Juega con él, dale caricias y mimos pero también déjale su espacio y tiempo para estar tranquilo.

en su sitio

Cómo educar a un cachorro para dormir en su sitio

Tu cachorro está acostumbrado a dormir junto a su madre y hermanos, por lo que el cambio a dormir solo en su cama es muy brusco para él.

Para hacérselo lo más llevadero posible, coloca su cama en tu cuarto al menos los primeros días. Recuerda que se trata de que tenga experiencias agradables en su nuevo hogar, por lo que ya habrá tiempo para enseñarle dónde debe dormir.

Tu cachorro debe tener dos camas, una en un lugar tranquilo donde pueda descansar solo y otra en un área común donde poder descansar con su familia, con vosotros. Cada perro tiene un lugar favorito donde se siente tranquilo para descansar. Observa a tu perro para descubrir cuál es el lugar dónde le gusta tumbarse y coloca allí su cama.

Ten en cuenta que a los cachorros les pasa como a los niños, les cuesta relajarse para dormir. No esperes a que esté reventado para que se duerma. Regularmente, llévale a su lugar de descanso y quédate allí acariciándole y susurrándole para que aprenda a relajarse cuando está cansado.

Cómo educar a un cachorro para hacer pis fuera de casa

Que tu cachorro controle sus esfínteres y aguante durante horas en casa hasta que le sacas de paseo para hacer sus necesidades en la calle es algo que necesita madurez para hacer. Ármate de paciencia porque tu cachorro no tiene capacidad para aprenderlo en dos días.

Hasta que lo haga, prepara un lugar en casa con una superficie diferente al suelo para que tu cachorro haga sus necesidades si tiene ganas. Puede ser un empapador o un cajón de césped natural que además ayudará a tu perro a asociar el césped con hacer sus necesidades y te ayudará en el aprendizaje.

como enseñar a un cachorro a hacer pis en la calle

Para enseñar a tu cachorro a hacer pis en la calle:

  • Baja a la calle en los momentos en los que crees que hará pis. Los más probable es que sea al levantarse, después de comer y después de jugar.
  • Déjalo en un lugar si muchas distracciones y espera a que haga sus necesidades sin insistirle.
  • Cuando haga pis o caca, hazle una fiesta de caricias y mimos. Dale algún premio para que se anime a repetirlo otras veces.

Si eres constante y, además, le das a tu cachorro pequeños paseos a lo largo del día, pronto conseguirás que haga sus necesidades en la calle.

Nunca le regañes si hace pis o caca en casa. No sirve para nada, pues lo más seguro es que consigas que tu perro lo haga a escondidas tuya o, peor aún, que lo haga para llamar tu atención, aunque sea en forma de enfado pero le estás haciendo caso. Evita también que te vea limpiándolo, pues hay cachorros a los que les gusta jugar con la fregona y puede hacerse pis en casa a propósito para que la saques.

Cómo educar a un cachorro para quedarse solo en casa

Tu cachorro debe aprender a quedarse solo poco a poco, por lo que realiza pequeñas salidas de casa incrementando el tiempo de estas paulatinamente.

Cuando salgas de casa, déjale solo en un lugar seguro con agua a su disposición, su cama y algunos juguetes. Lo mejor es hacerlo después de un paseo y con algún juguete interactivo como un juguete rellenable para que se entretenga pensando cómo sacar la comida de su interior.

Si tienes que ausentarte de casa muchas horas y tu cachorro es pequeño, intenta buscar un canguro, dejarle con algún amigo o familiar o en una guardería de día. Piensa que es como un niño pequeño y que no está preparado para estar durante horas solo y aburrido en casa.

Cómo educar a un cachorro para que no muerda

Los cachorros descubren el mundo a través de su boca, por lo que es normal que quieran morder todo lo que está a su alcance cuando son pequeños.

Lo mejor es que quites de su alcance lo que no quieres que muerda y proporciones a tu cachorro juguetes seguros y resistentes para que los muerda.

Si tu perro ha mordido o está mordiendo algo indebido, no le regañes pues no sirve para nada. Incluso puede provocar el efecto contrario pues le estás prestando atención, aunque sea enfadado. Si te has encontrado algo mordido, ten más cuidado la próxima vez. Y si le pillas mordiendo algo, distrae a tu cachorro un momento y cambia lo que esté mordiendo por uno de sus juguetes. Es importante que lo distraigas antes de cambiar lo que muerde por su juguete para que no crea que le estás premiando por ello.

Al jugar con tu cachorro, nunca debe de morderte. Si durante el juego te muerde, para de jugar y pega un grito pequeño de dolor. No se trata de regañarle, sino de que entienda que si muerde, el juego se acaba.

Cómo educar a un cachorro para que sea sociable

Si quieres un perro sociable que te puedes llevar a todos lados contigo, debes de empezar a practicar desde que es un cachorro.

Expón a tu cachorro a situaciones y entornos nuevos de vez en cuando. Una o dos veces por semana es suficiente para socializar sin estresarle. Empieza poco a poco, en un lugar con pocas distracciones durante 10 o 15 minutos y aumenta el tiempo poco a poco si tu cachorro está tranquilo.

La clave es ir poco a poco y marcharte de dónde estés si observas a tu cachorro nervioso o intranquilo. Evita sobrepasar a tu cachorro, déjale explorar tranquilo y vigila que se encuentre relajado en el nuevo entorno. Respeta su ritmo y no le expongas a situaciones en las que no se encuentre seguro pues puede generar problemas de comportamiento, ¡justo lo que intentas evitar!

Ideas para que tu cachorro se acostumbre a todo tipo de ambientes, perros y personas:

  • Conoce a otros perros sociables y equilibrados. Que tu cachorro explore y juegue con ellos tanto como sea posible.
  • Pasea regularmente con perros de todo tipo y edades. Así se acostumbrará a estar tranquilo cuando conoce a otros perros.
  • Lleva a tu perro en el coche a dar un paseo a diferentes sitios. Déjale que huela otros olores y que experimente otras cosas. Pero no te excedas, pues los ruidos altos y multitudes son experiencias impactantes para un perro joven y es mejor que las evites.
  • Camina por tu perro por la ciudad en diferentes zonas: cerca de autopistas, de colegios, calles ruidosas, calles estrechas… Dedica 5 minutos de tu paseo cada dos o tres días a caminar por un lugar diferente.
  • Deja a tu perro conocer a personas de todas las edades, géneros y razas. Personas en bicicleta, patinetes, con mochilas, bastones, sillas de ruedas…

Cómo educar a un cachorro para dar un paseo tranquilo

El mejor ejercicio físico para un cachorro es deambular libremente de un lado para otro. Si tienes un parque cerca, puedes dejarle libertad de movimientos utilizando una correa larga de entrenamiento de 3 o 5 metros.

También es beneficioso para tu cachorro caminar con correa o suelto si el entorno es seguro en sesiones cortas, de unos 5 minutos por cada mes de vida de caminata máxima diaria. Es decir, si tu cachorro tiene 4 meses, deberá caminar un máximo de 20 minutos al día y si tiene 8 meses, unos 40 minutos al día.

Sé que esto puede parecer poco teniendo en cuenta la energía que tienen los cachorros, pero su esqueleto y músculos están en desarrollo y es la forma de que crezca sano sin lastimarse.

El ejercicio físico que realice tu cachorro debe de ser tranquilo. Tirarle la pelota, perseguir palos o correr junto a ti son actividades estresantes que debes evitar, pues el estrés genera problemas de comportamiento. El jugar con otros perros alocadamente también es estresante, así que es mejor que tu cachorro lo haga en sesiones cortas de no más 10 o 15 minutos.

Intenta que los paseos de tu cachorro sean tranquilos y relajados. Déjale olisquear lo que quiera y por el tiempo que desee. En cada paseo, siéntate unos minutos sin hacer nada para que tu perro aprenda a permanecer tranquilo cerca de ti sin realizar ninguna actividad.

Cada día, practica la calma sentándote con tu cachorro en silencio sin hacer «nada».

Juegos para cachorros

No todo es que tu cachorro se canse de correr y perseguir una pelota, pues como te he dicho antes esto es una actividad estresante. Al final conseguirás lo contrario a lo que buscas: un perro hiperactivo y con problemas de comportamiento.

Una forma saludable de divertir y cansar a tu perro es utilizar su olfato. Puedes empezar dejando diferentes objetos por el suelo de una habitación y tirar entre ellos su pienso o pequeños trozos de comida para que los busque.

Ejercicio de olfato en casa
Muchas veces yo le doy el pienso o algunos premios a mis perros escondiéndolo en diferentes objetos por la casa.

Otro oportunidad de juego para tu cachorro es darle la comida en comederos interactivos de tal forma que tenga que esforzarse en conseguirla. Empieza de forma sencilla, por ejemplo colocando una pelota en su cuenco o echando su comida en un molde de magdalenas, e incrementa la dificultad poco a poco.

Cómo enseñar a tu cachorro obediencia

Los cachorros son como niños pequeños, su concentración es nula (2 o 3 segundos) y aunque aprenden rápido también olvidan con rapidez.

No es el momento de enseñar obediencia, sino de entrenar socialización y explorar el entorno con otros cachorros en sesiones cortas. Los ejercicios que se enseñan en las clases de obediencia de cachorros son cosas simples que se necesitan en la vida cotidiana:

Siempre sin exigencias, en sesiones cortas de 2 o 3 minutos y teniendo en cuenta que es un bebé. Se trata de divertiros, ya habrá tiempo para enseñarle formalmente cuando sea adulto.

No pierdas la confianza de tu perro con castigos de ningún tipo, pues es algo que dañará vuestra relación y volverá a tu cachorro un perro inseguro, sombrío, creará ansiedad con las personas y generará problemas de comportamiento.

Adelántate a los conflictos evitando que tu cachorro haga lo que no quieres. Si coge algo que no debe, quítaselo distrayéndolo primero y recoge los desastres que haga de forma tranquila y calmada. Gritar o enfadarte solo empeora la situación.

Muchos problemas de los perros adultos tienen su origen en el castigo, la ira y los métodos autoritarios que crean ansiedad, inseguridad y en muchos casos, agresiones como respuesta a actitudes amenazantes.

Lo que para nosotros puede ser un problema de comportamiento muchas veces son tan solo actitudes normales en un cachorro que convive con nosotros es un mundo extraño para él al que tiene que acostumbrarse. Sé empático con él y ayúdale a adaptarse a tu familia y vuestra rutina. Tu perro está deseoso de aprender.


Te queda por delante una gran tarea de educación y aprendizaje. Para que no se te olvide nada de lo que has leído y lo tengas siempre a mano para consultarlo, descárgate GRATIS el ebook Cómo educar a un cachorro:

Haz clic aquí y DESCÁRGATE GRATIS el ebook Cómo educar a un cachorro

¡LO QUIERO!

Ten mucha paciencia con tu cachorro y dale amor a raudales en esta primera etapa. Exponlo a situaciones y entornos diferentes, dale paseos tranquilos, que comparta tiempo con perros equilibrados, que juegue y explore de forma relajada.

Y disfruta, disfruta mucho de tu cachorro, porque crecen muy rápido 🙂

Únete a la conversación, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.