Cómo evitar que mi perro salte al saludar | RÁPIDO Y DEFINITIVO
Mar 16
Cómo evitar que tu perro se suba encima

Cómo evitar que mi perro se suba encima de mi

Si quieres evitar que tu perro se suba encima de ti al saludar o cuando está contento es más sencillo de lo que puedes estar imaginándote.

Se trata de ser consistente y constante al aplicar los pasos de este artículo y pronto está conducta molesta de tu perro será parte del pasado 🙂

¿Por qué mi perro se sube encima de la gente?

El apoyar sus patas encima de una persona para saludar es una forma de comunicación de los perros, una señal afiliativa . Es decir, es una de las señales que usan los perros para demostrar cariño, jugar o pedir atenciones.

Es verdad que en parte esta conducta puede estar motivada o acrecentada por entusiasmo, nerviosismo, falta de autocontrol, estrés, etc. Pero el origen de ello es que es una forma de comunicación para ellos como puede ser un «hola» o un abrazo para nosotros.

Además de esto, nosotros solemos reforzar esta conducta pues muchas veces les acariciamos cuando lo hacen, sobre todo cuando son cachorros o de pequeño tamaño.

El problema es que a nosotros no nos gusta, cosa que también está bien. Pero importante recordar que no es que tu perro lo haga mal, es que a ti no te gusta y quieres que deje de hacerlo.

¿Cómo evitar que mi perro se suba encima?

Puedes enseñar a tu perro que este tipo de contacto no es de tu agrado y que prefieres que lo haga de otra forma.

Para ello, cuando tu perro salte encima de ti para saludar, jugar, reclamar atención o caricias:

  1. Dile «No» en tono positivo, sin ningún tipo de enfado.
  2. Amablemente retira sus patas de encima de ti.
  3. Espera tranquilo hasta que te ofrezca otra conducta cariñosa alternativa y cuando lo haga, sigue acariciándole igual que antes.

Si eres constante, tu perro pronto dejará de hacer esa señal afiliativa de subirse encima para realizar otras que sí que son de tu agrado y con las que consigue las caricias que busca.

Para que entiendas mejor de lo que se trata, imagina que sueles saludar a todo el mundo con dos besos. Sin embargo, uno de tus amigos se muestra tenso y notas que no te devuelve el saludo igual de cariñoso que cuando solo le saludas con un «hola». Al final te adaptarás a saludarle de la forma que más cómodo se sienta, al fin y al cabo lo que quieres es pasar un buen rato juntos.

Lo mismo pasa con tu perro. Si al saludarte, jugar o demostrarte cariño subiéndose encima nota que no estás a gusto, es más, se lo estás transmitiendo con el no positivo y dejando de darle caricias, buscará otras formas de hacerlo.

Es normal que al principio vuelva a subirse o insista un poco más

Conserva una actitud relajada y positiva en todo momento. Recuerda que no te molesta que tu perro te transmita su cariño, sino que con esta forma en concreto de hacerlo no estás a gusto y quieres que lo haga de otra.

Ten en cuenta que si tu perro está muy nervioso, le costará calmarse, y quizás intente volver a subirse encima. En este caso, puedes ayudarle dándole caricias suaves y tranquilas para intentar que su excitación sea baja. Ten paciencia y repite los pasos, a todos nos cuesta quitarnos una mala costumbre.

Quizás tu perro insista en hacer esta señal afiliativa de subirse encima en un intento por comprobar si es que no le estás entendiendo como antes. A esto se le conoce como estallido de extinción, todos lo hacemos. Pero no te preocupes, es normal, pronto entenderá podéis relacionarlos igual de bien de otras maneras dándole los mimos que quiere o jugando con él de otra forma.

Además de todo esto, ten en cuenta que es necesario tener autocontrol por parte de tu perro para poder gestionar estas situaciones. Si no sueles practicarlo con tu perro, empieza a hacerlo porque quizás sea el punto que te falta para lograr que no se suba encima y, además, es un pilar que juega un papel muy importante en muchas situaciones.

Si has dicho el no positivo algo molesto o enfadado con tu perro (cosa que debes de evitar), lo notarás porque tu perro no estará igual de cómodo que antes. Quizás no busque tu cariño de otra forma porque no ha entendido el mensaje o lo haga un poco cohibido. Si ese es el caso, dale muchos mimos para que vea que todo sigue igual de bien y la próxima vez recuerda que es un no positivo, así que díselo de forma más alegre (aunque no excitante).

Por cierto, aunque a veces nos pasa, no sirve de nada que le grites, le regañes, le des una y otra vez con la mano para apartarlo, etc. Al final esto solo puede empeorar este u otros problemas.

Si tanto tú como todos los miembros de la casa seguís los pasos anteriores, tu perro pronto aprenderá que mejor usar otras señales afiliativas en esos momentos. Cuidado con esto, no vale que unas veces sí y otras no, pues puedes confundir a tu perro.

En el caso de los extraños, muchas veces tu perro prueba esa señal con ellos para ver si les gusta y como hay gente que si le responde positivamente, refuerza el que lo haga. En estos casos tienes dos opciones:

  1. Pedirle a la persona que no le acaricie si se sube a ella.
  2. Decir a tu perro el no positivo cuando vaya a hacerlo, siempre y cuando lo haya aprendido previamente (esto lo conseguirás con la práctica).

¡Cuidado! Ten en cuenta esto

Si tu perro es un cachorro o perro joven, piensa en él como un niño o un adolescente que aún no controla bien su comunicación. Recuerda que subirse encima es una señal afiliativa de los perros y es natural que tu perro la haga.

Los cachorros y perros jóvenes están aprendiendo a comunicarse y, además, no gestionan bien su emoción en ciertas situaciones. En estos casos, practica el no positivo como te he explicado antes, pero también el autocontrol y, sobre todo, ten paciencia. Hay cosas que además de trabajo también mejoran con la edad.

Si tu perro es un perro miedoso, no suele buscar caricias o juegos contigo o, por ejemplo, estáis en los primeros días de convivencia y aún no tenéis un vínculo fuerte, no utilices el no positivo con él. En estos casos es mejor de forma amable y suave buscar otra postura en la que tu perro no esté encima tuya o, incluso, pasarlo por alto.

Si tu perro no suele buscar contacto físico contigo para juegos o caricias, es más importante el que lo esté haciendo y fomentarlo devolviéndole el afecto que pensar en corregir esa la manera en que lo hace.

Recuerda que subirse encima tuyo es una señal afiliativa natural en los perros, así que céntrate en mejorar vuestro vínculo antes de pensar en adaptar su comunicación a una que te guste más.

¿Crees que es difícil de conseguir? Para nada. Si eres constante practicando pronto lo conseguirás.

COMENTARIOS

Este artículo tiene 6 comentarios

  1. Meri
    18/03/2019 a 11:37 am · Responder

    Hola,tengo una perra q sí se sube a la gente para saludar,o se arrima de forma muy curiosa,a los de casa sería fácil decirles q la ignoren,pero a las personas de la calle lo veo complicado xq la mayor parte de las veces lo hace con gente q ni conocemos

    • María de Perros de Ciudad
      18/03/2019 a 12:25 pm · Responder

      ¡Hola Meri! Siempre la teoría dice una cosa y el llevarla a la práctica es lo complicado. En tu caso, lo mejor sería que en casa y los amigos que podáis se lo digáis para ignorarla como te cuento y en la calle evites lo máximo posible que lo haga, por ejemplo distrayéndola tirándola un premio al suelo o pidiéndola que se siente y la premias. Si alguna vez lo hace tampoco es que vaya a arruinar todo el trabajo, simplemente avanzará más lento, pero no por ello dejéis de, al menos, intentarlo.

  2. Carolina
    18/03/2019 a 11:39 am · Responder

    Post muy práctico! Muchas gracias! Probaré estos tips ya que mi grandullona Nala, tanto al recibirme a mí en casa como cada vez que se encuentra con alguien conocido que me va a saludar a mí, se pone muy nerviosa y a da «pequeños» saltos (porque pesa 29kg) y algunas veces llega a intentar subirse a la gente. A algunas personas no les importa pero con otros si que es un momento un tanto incómodo al no poder acercarme a ellos por temor a que se suba y les moleste. POndré en práctica estos trucos 😉

    • María de Perros de Ciudad
      18/03/2019 a 12:27 pm · Responder

      Hola Carolina, te comprendo perfectamente, me ha pasado con algún perro en acogida. Ánimo en ello, cuando empieces a ignorarla ten en cuenta que quizás intensifique la conducta (lo que se conoce como estallido de extinción) pero recuerda que la clave es ser constante. Además es algo que no se tarda mucho en lograr 🙂

  3. Isa
    01/12/2019 a 5:19 pm · Responder

    Me encantan tus post…con lo agobiada q voy siempre no se cómo no te descubrí antes……me alegra saber q mi bichón de 4 meses se sube pq me saluda así pero lo w me agobia ese se excita mucho y se hace un poco de pus. He leído q no es buenos, pero tampoco quiero no echarle cuenta. Algo intermedio??? Jijiji
    Besos y gracias

    • María de Perros de Ciudad
      05/12/2019 a 8:59 am · Responder

      Hola Isa, el subirse encima es porque te quiere, como has visto, pero con lo pequeño que es es normal que aún le cueste regular sus emociones y le desborde la alegría al verte (hasta hacerse pis encima). Con lo pequeño que es, tan solo intenta saludarle de forma tranquila para rebajar su nivel de estrés en ese momento (por favor, no le ignores pues no sirve para nada) y más adelante, cuando crezca, debería de regularlo solo con el trabajo de olfato o autocontrol que vayáis haciendo conforme crezca (si no es así, revisa entonces que está pasando). Por ahora, disfruta mucho de tu bebé que crecen muy rápido 🙂

Únete a la conversación, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar