⚠️Cómo evitar que tu perro salga muy nervioso a la calle
Mar 31
Como evitar que tu perro salga muy nervioso a la calle

Cómo evitar que tu perro salga muy nervioso a la calle

Tu perro está tranquilo en casa pero sale muy nervioso a la calle cuando vais de paseo, ¿te ocurre?

Esto es muy común en los perros que viven en entornos urbanos y es producido tanto por lo que encuentra tu perro en la calle como las rutinas previas a salir al paseo y tu actitud ante esa situación.

¿Por qué tu perro sale muy nervioso a la calle?

El que salga nervioso cuando vayáis a pasear puede deberse principalmente a dos factores que están relacionados:

  • Tiene unos niveles de estrés o ansiedad altos, incluso aunque en casa esté tranquilo o lo parezca. Muchas veces los perros no demuestran su estrés como los humanos, un buen ejemplo de ello son las estereotípias.

  • Hay estímulos o situaciones en la calle que le ponen nervioso. Esto puede provocar tanto que aumente su estrés de forma puntual como que tenga unos niveles de estrés altos de manera crónica como te comentaba el punto anterior.

El que tu perro salga nervioso a la calle hace que responda peor ante situaciones que le molestan, lo que provoca ladridos, ataques, tirones de correa, persecuciones…

¿Cómo evitar que tu perro salga muy nervioso a la calle?

Puedes trabajar de manera conjunta varios factores que harán que ese nerviosismo al salir a la calle disminuya lo que convertirá el paseo e una experiencia más agradable para ambos.

Incluye ejercicio mental en vuestra rutina

Realiza más ejercicio mental en vuestro día a día como por ejemplo cambiar el bol de pienso por un comedero interactivo.

Muchos perros que viven en la ciudad o pueblos grandes no tienen unos paseos con la estimulación mental que necesitan.

Los comederos interactivos, los dispensadores de premios o en general cualquier juego que suponga un reto para su mente logrará que se divierta, se canse y disminuyan sus niveles de estrés.

No le pongas nervioso antes de salir al paseo

Cuándo sea el momento de iros de paseo, no le animes subiendo el tono de voz ni contándole lo bien que se lo va a pasar:

–¡Vamos Balú!, ¡nos vamos a la calle! –Balú se acerca corriendo hacia ti.

 –¡Muy bien!, claro que sí, te lo vas a pasar genial –Balú cada vez más contento salta y da vueltas sobre sí mismo, lo que te hace gracia y le das muchas caricias por ello. –¿quién es el mejor perrito del mundoooo?

En esta situación tu perro se excita ante la idea de salir a la calle y tú le animas porque te alegras de que le divierta salir de paseo y se muestre feliz por ello.

Pero lo que realmente está pasando es que estás recompensando una actitud que le produce estrés, lo que hará que la repita y se excite más.

Salir al paseo ya es una actividad que le gusta a tu perro y de por sí, aumentará su excitación, por lo que intenta no contribuir a ello.

Llámale con voz calmada, ignora si se pone nervioso y pídele que se siente para ponerle la correa o abrir la puerta.

Pasea tranquilo y relajado en la calle

Para tu perro eres una referencia, influyendo en él tu estado de ánimo y actitud.

El paseo debe de ser algo relajado para ambos, por lo que no tengas prisa ni le lleves corriendo de un lado para otro.

Déjale olisquear a su ritmo, pues aunque te parezca que está perdiendo tiempo de paseo, en realidad es una actividad que le cansa y le relaja muchísimo.

Pasea relajado para evitar que tu perro salga muy nervioso a la calle

Si te pones nervioso aumentarás el nerviosismo de tu perro, por lo que es importante que te muestres calmado en todas las situaciones que se produzca durante el paseo, especialmente cuando tu perro se altera.

Disminuye la reacción de tu perro a los estímulos que le alteran

Seguramente tu perro se ponga muy nervioso en el paseo ante ciertos estímulos como puede ser una bicicleta, un gato, corredores, ruidos fuertes, etc.

Estos se llaman disparadores estresantes y producen que el nivel de estrés de tu perro aumente y se muestre alterado aunque este estímulo no esté presente.

Si esto es así, trabaja con tu perro para disminuir la reacción a estos estímulos que le estresan para disminuir a su vez su nivel de estrés.

Como ves, se trata de abordar el problema desde diferentes perspectivas porque todas ellas están relacionadas e influyen en que tu perro salga muy nervioso a la calle.

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar