Como saludar a un perro para evitar un disgusto | Regla de los 3 pasos ✅
Mar 10
Como saludar a un perro

Cómo saludar a un perro

Tengo una perra miedosa, así que cada vez que alguien se acerca a saludar a un perro de manera brusca… ¡tiemblo!

Seguro que si tienes un perro miedoso, reactivo o, en general, que no le guste que se acerque la gente, me entenderás.

No solo porque sea incómodo para el perro, sino porque puede provocar una mala reacción por su parte y generar una situación desagradable que se podría haber evitado siguiendo estos sencillos pasos.

Y es que los perros tienen su propio código de conducta y lenguaje que poco o nada tiene que ver con el nuestro. Por eso quiero explicarte como es la forma más respetuosa de acercarte a saludar a un perro.

Regla de los 3 pasos para acercarte a saludar a un perro

Cuando el perro al que quieres acariciar no es el típico simpático desvergonzado que se acerca a ti corriendo a pedir caricias, estos son los 3 pasos a seguir para saludar a un perro de forma agradable y respetuosa para él:

  1. Pregunta al dueño si puedes acercarte a saludar, pues algunos perros necesitan espacio: perros guía que están trabajando, perros enfermos, poco sociables…. Si te pide que no lo hagas, entiende y respeta su petición, seguro que hay otros perros a los que puedes acariciar sin problemas.

  2. Deja que el perro se acerque a ti situándote cerca de él pero sin invadir su espacio ni inclinarte sobre él. Lo mejor es que te agaches en cuclillas cerca del perro, dándole tu lado o un poco tu espalda, pues es una posición que les indicas que vienes en son de paz. No le mires fijamente a los ojos ni le tiendas tu mano, porque podrías intimidarle.

  3. Acaríciale si te lo pide, si se aproxima a ti para olerte, si te da con la cabecita, etc. Cuando lo hagas, acaríciale en el lateral de su cara o cuerpo o en su lomo.

Lo que no debes hacer al saludar a un perro

He aquí algunas acciones comunes que la gente hace al saludar a un perro y que, lejos de mejorar la situación, la empeorarán este saludo.

  1. No te abalances sobre él, insistas o le acerques tu mano a su morro para que te huela. El perro se querrá alejar de ti por sentirse incómodo ante ese acercamiento no deseado y podría sentir miedo de que insistieras tanto en saludarle. Incluso, el perro podría sentirse acorralado y provocar un ataque.

  2. No le acaricies bruscamente, le des palmadas en la cabeza ni besos o le abraces contra ti. Esta forma de interaccionar con un perro sin duda es muy brusca y no solo puede incomodarle, sino que puede provocar una mala reacción por su parte.

  3. No le mires fijamente ni le grites o hables fuerte, aunque le estés diciendo lo bonito que es. Lejos de que vea lo mucho que le gustas, se sentirá intimidado.

Acepta que el perro puede no querer saludarte

Sé que es difícil entender que un perro no quiere saludarte, pero muchas veces es así.

Al fin y al cabo eres un extraño que se aproxima y los perros no son peluches que están disponibles para ti.

Muchas veces pienso lo mismo que con los niños pequeños, pues al igual que ellos, habrá niños (perros) que te regalen una sonrisa o quieran decirte algo y otros niños (perros) que no les apetezca que un extraño se acerque a ellos, por muy simpático que diga que es.

Te pongo este ejemplo porque a nadie se nos ocurriría abalanzarnos sobre un niño e insistirle en abrazarle o darle un beso. Con los perros pasa lo mismo, hay que aceptar si no quieren saludarnos.

Sobre este tema, me encanta el libro de Sophia Yin, que aunque está solo disponible en inglés, muestra cómo saludar a un perro y qué evitar al hacerlo a través de viñetas y poco texto de fácil lectura.

Este libro, está ilustrado por Lili Chin, creadora de esta famosa ilustración sobre cómo no saludar a un perro:

como saludar a un perro correctamente

Y tú, ¿eres de los que se lanza a saludar a los perros o prefieres ser cauto?

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

2 Comentarios

  1. Ana
    10/03/2019 a 7:33 am · Responder

    Hola Maria,
    Muchas gracias por tus consejos!
    A mi no me gusta ir directamente a saludar a un perro, pero seguro que alguna vez me quedo mirandoles fijamente (es que son ton monos). Bueno esto cuando no estoy con Xena, que se emociona e intenta abalanzarse sobre ellos a saludar😅

    • María de Perros de Ciudad
      10/03/2019 a 8:28 am · Responder

      Hola Ana, yo tampoco soy de ir a saludarles si no veo que ellos muestran interés, pero también he notado que justo el no intentar acariciarles hace que se muestren más confiados conmigo y que se acerquen mutuo propio más a menudo. Quizás lo notes y puedas saludar a esos perros tan monos o, sino, siempre puedes acercarte a ellos con Xena con la excusa de que quería saludarles y claro, te has visto obligada 😉 PD: me apunto para otro artículo el cómo conseguir que tu perro salude más tranquilo a otros perros

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar