⚠️¿Tu perro hace esto? ▷Señales para detectar el ESTRES EN PERROS
Nov 14
estres perros - señales de calma - estereotipia perros

Si tu perro hace estas señales puede estar sufriendo estrés

Hace años mi perro tenía estrés, aunque yo no lo sabía. Y es que, como en muchas ocasiones, el estrés en los perros no es evidente a simple vista. De hecho, el comportamiento de Balú no me hacía sospechar que podría estar estresado (por entonces no tenía ni idea de lenguaje canino).

Ha pasado mucho tiempo, pero aún me acuerdo de ello cada vez que veo una urraca en el paseo.

Y es que Balú ladraba sin parar a estas aves: era escuchar el graznido de una urraca y corría como loco al árbol dónde se encontraba a saltar y ladrar sin parar. Nos resultaba gracioso, ¡bendita ignorancia!

Y, aunque con las urracas era exagerado, en general el odio profundo a las aves era algo diario en la vida de Balú. Nerviosismo, ladridos y carreras cuando veía pasar un pájaro sobre su cabeza.

A día de hoy lleva muchos años sin hacerlo. De vez en cuando pega un ladrido solitario a una gaviota pero poco más. Hace años que ya no se pone nervioso con los pájaros.

Y es que Balú estaba estresado, y el ladrar a los pájaros era un síntoma de ello.

El estrés en los perros puede originar conductas repetitivas sin sentido con la causa que las desencadena llamadas estereotipias.

Desgraciadamente, los perros cuando tienen estrés no son capaces de reconocerlo y ponerle remedio. Ni siquiera de decírnoslo en nuestro idioma.

Puede que tu perro jadee en exceso o una conducta de monta exagerada que no te deje lugar a dudas de que el responsable es el estrés; pero también hay muchas otras pequeñas reacciones que te indican estrés en tu perro. Y es importante detectarlas a tiempo para poner remedio.

Esta forma de reaccionar de Balú ante el graznido de las urracas no tenía sentido. Era una respuesta fuera de contexto. Un comportamiento anómalo al estímulo que lo desencadenaba; en este caso el graznido de los pájaros. Esto se denomina Estereotipia o actividad desplazada.

Y no es algo único en los perros, los humanos tenemos también un amplio repertorio de estereotipias, algunas de ellas más socialmente aceptadas que otras. ¿O acaso no es una respuesta fuera de contexto morderse las uñas en época de exámenes?.

Como ves, el tener un examen no es razón para morderse las uñas. Lo que te lleva a morderte las uñas es el nerviosismo, el estrés ante el examen.

Es natural que tu perro se ponga nervioso si le tiras la pelota en el parque, eso es un momento divertido y estresante. Puede saltar, ladrar y dar vueltas a tu alrededor nervioso ante el momento en que le tires la pelota y corra a por ella.

Pero no es normal que mordisquee su cola cada vez que los niños juegan en el salón un poco más excitados de lo normal. Como tampoco es normal que tu perro se lama compulsivamente una pata hasta dejarla sin pelo.

No todos los perros actúan igual, por eso es importante que estés atento ante un comportamiento raro, fuera de lo normal o sin sentido de tu perro.

Observa si tu perro realiza alguna conducta de manera compulsiva, repetitiva y fuera de contexto porque podría ser un síntoma de estrés.

Si tu perro demuestra el mismo comportamiento una y otra vez sin un fin concreto, quizás sea lo que se denomina un comportamiento desplazado o estereotipia.

Algunas de las estereotipias más comunes son:

  1. Morderse la cola.
  2. Lamerse continuamente una zona del cuerpo, generalmente una pata.
  3. Montar a las visitas, los cojines o cualquier cosa que tengan delante.
  4. Cazar moscas o bichos, perseguir una sombra o luz de manera repetitiva, mirar fijamente un punto y dar bocados al aire.
  5. Caminar de un lado a otro de la habitación, siempre igual.
  6. Atacar objetos inanimados como por ejemplo, su cuenco de comida.

¿Te suena alguna de ellas?

Quizás tu perro, como Balú, no haga ninguna de esta lista, sino que tenga su propia estereotipia. Quizás se ponga a dar vueltas en círculos cuando te pones el abrigo para salir de casa.

Lo importante es detectarlas a tiempo para poner remedio más fácilmente.

Descarta en el veterinario que se trate de un problema físico.

El primer paso es acudir a tu veterinario para comprobar que no es un problema físico lo que origina la conducta. Por ejemplo, un dolor en su pata pata y puede originar que se lama continuamente la zona. O quizás tiene dermatitis en la cola y a modo de rascarse, se muerde la cola para intentar aliviar el picor.

Esto en algunas estereotipias es más probable que en otras, pero siempre es lo primero a descartar.

Una vez estás seguro de que no hay un problema físico detrás de esta conducta, puedes ayudar a tu perro a reducir su estrés. Además, si puedes evitar el factor que desencadena el comportamiento ayudará a que su estrés disminuya más rápido.

En el caso de Balú, evitamos durante un tiempo ir a la zona del parque donde había más urracas e introdujimos en su día a día juegos de habilidades, obediencia básica y comida interactiva. En definitiva, mucho ejercicio mental para cansarle y relajarle.

Poco a poco, y sin darnos cuenta, el ladrar a los pájaros se ha quedado en una anécdota.

Y tú, ¿has observado alguna estereotipia o comportamiento anómalo en tu perro?, ¿crees que puede estar estresado? Cuéntame en los comentarios tu experiencia.

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

2 Comentarios

  1. Merche
    15/04/2019 a 9:53 pm · Responder

    Pues crispi cuando sale de paseo se pone a jadear y ladrar a todos los perros solo está pendiente a ver si ve alguno ya he optado por el bozal, se me rompió la correa y le mordió a uno.en casa he probado darle la comida en una botella la destroza y ya en la calle si le tiro un premio más bien un trozo de salchicha que le gustan ni la coje . Estoy desesperada es un perro grande y me tiene los brazos destrozados.

    • María de Perros de Ciudad
      16/04/2019 a 2:15 pm · Responder

      Hola Merche,

      Creo que podrías trabajar en dos aspectos:

      1. Rebajar ese estrés y ansiedad de Crispi que le hace salir tan nervioso a la calle con ejercicio mental y físico, aunque entiendo que esto último no podrás hacerlo, pero quizás si lo llevas a correr o con la bicicleta, siempre con seguridad, puedes darle un extra de ejercicio físico. En cuanto a comederos, hay muchos tipos, puedes probar a tirarle la comida al suelo (con la luz apagada para que tenga que utilizar el olfato) o esconderla por la casa en pequeños montones para que la busque. También hay comederos más fuertes como el Kong Wobbler, que a mí me encanta, o el Kong rellenable que ahora con el calor lo puedes rellenar con pienso y queso de untar o atún y patata cocida y congelarlo para que le dure más tiempo.

      2. Trabajar la desensibilización a otros perros, para ello aléjate a una distancia que los vea pero no se ponga nervioso y ahí trabajas con él. Sí está muy nervioso, por mucho que le guste la salchicha no hará ni caso, debes de alejarte más a una distancia a la que vea el perro pero no se active para conseguir que te haga caso. Un buen ejercicio es caminar en paralelo con otro perro conocido por el parque, a una distancia a la que Crispi se sienta cómodo para que se acostumbre a pasear con otros perros cerca pero sin activarse.

      Para el bozal, tienes en un artículo del blog cómo ponérselo y que le guste, para que ya que lo tiene que llevar lo haga feliz.

      En cualquier caso, siempre que el caso es grave te aconsejo comentarlo con tu veterinario y buscar un etólogo (seguramente tu veterinario te puede dar el contacto de alguno). De esa manera pueden ver al perro en persona y darte pautas personalizadas o, incluso, valorar si darle un poco de medicación para ayudar al principio. Merece mucho la pena en algunos casos más complicados.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar