Mi propósito de año nuevo - Perros de ciudad
Ene 03

Mi propósito de año nuevo

Mi perro Balú se muere, es algo que tenemos asumido. 15 años de vida dan para mucho y, aunque los inicios cuando llegó a casa siendo un cachorro enfermo de moquillo fueron duros, ha tenido una vida plena y una familia que le quiere.

Sin embargo, mi experiencia es que los finales no son siempre como queremos. Con mi perro Brutus, un abuelo que saqué con 13 años del albergue para que tuviera una buena vejez, siempre pensaba: «ojalá se muera un día por la noche tranquilo».

Cuando enfermó, cuando ya era el final, me costó dos semanas aceptarlo y varias visitas al veterinario:

– Pero ¿qué le pasa?, ¿por qué está así? – preguntaba sin entender ese declive tan rápido sin ningún motivo después de tantas pruebas.

– María, ha llegado el final. Se está apagando, no es nada concreto, nada recuperable. Su viaje se está terminando. – Me dijo mi veterinario.

Volvimos a casa, le dimos un par de días maravillosos, y viendo que la medicación no le calmaba el dolor por mucho que la subiéramos, decidimos ayudarle a descansar. No se fue una noche mientras dormía, se fue en mis brazos.

Las lágrimas no me dejan seguir escribiendo, tengo que parar. Han pasado más de 4 años y aún me emociono.

Y aquí estoy, viviendo el mismo declive y volviendo a pedir que ojalá Balú se vaya mientras duerme, tranquilo.

Tengo que proporcionar a Balú más actividad sin aumentar el ejercicio físico

Pero también he aprendido a disfrutar de cada día y a no pensar que mañana puede ser el último. A Balú aún le quedan meses con nosotros (o eso espero, nunca se sabe), y hay que seguir proporcionándole los cuidados que necesita.

Y es que cada vejez es diferente y Balú tiene muchas ganas de seguir haciendo cosas aunque el cuerpo no le responda como él quisiera.

Nos damos cuenta porque hace un paseo de 3 o 4 kilómetros muy feliz y a buen ritmo, pero luego hay que doblarle la medicación del dolor porque es demasiado para sus articulaciones. Sin embargo, la opción de quedarse en casa y hacer paseos cortos tampoco es suficiente para calmar sus ganas de marcha.

El ejercicio mental siempre es una buena opción en los perros mayores.

Así que no nos queda otra: ejercicio metal. Más ejercicio metal.

Y no es que no hagamos, lo que pasa es que los paseos que estábamos haciendo eran muy estimulantes, en un parque lleno de olores y con mucho espacio para que fuesen sueltos y variar rutas diariamente. Así que esto sumado a su edad han hecho que en los últimos meses solo con el paseo fuese mas que suficiente para dejarle relajado y tranquilo el resto del día.

Pero ya no es suficiente.

Así que mi reto este año es aumentar el ejercicio mental de una manera respetuosa con el estado físico de Balú y su momento vital. Porque ahora mismo, muchos de los juegos y actividades que hacíamos ya no es capaz de hacerlo por la demencia que tiene o por el esfuerzo que suponen para sus articulaciones.

Pero hay muchas posibilidades, así que voy a ponerme a ello y, por supuesto, enseñártelas por aquí para darte ideas.

Y tú, ¿tienes algún reto o propósito para este año? Me encantará saberlo en los comentarios 🙂

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

Ahora es tu turno, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar