▷ ¿Tu perro tiene miedo a un nuevo juguete? | PONLE SOLUCIÓN ASÍ
Sep 29

Qué hacer si tu perro tiene miedo a un nuevo juguete

Si tienes un perro miedoso, quizás creas misión imposible lo de introducir el ejercicio mental en vuestro día a día.

Si su miedo le impide acercarse al nuevo juguete y disfrutar, no te preocupes, es una conducta normal en perros miedosos y tiene solución.

Tan solo necesitas paciencia y seguir unos pasos para enseñarle que el juguete no es una amenaza sino algo divertido.

No todos los juguetes son adecuados

Antes de nada, quiero decirte que si tu perro tiene miedo a un juguete es importante que te plantees si es el juguete adecuado para él.

Hay muchos tipos de juguetes que se adaptan a los diferentes perros y niveles de dificultad.

Si tu perro es miedoso, empieza practicando ejercicio mental con juegos sencillos que le hagan superar sus miedos.

Una vez vaya ganando confianza, se acostumbrará a realizar ejercicio mental y podrás ir aumentando el nivel de dificultad de los juegos.

Qué debes hacer para que tu perro pierda el miedo a un nuevo juguete

Para que tu perro pierda el miedo al juguete, hay dos cosas que puedes hacer:

  1. Aumentar el valor del premio que conseguirá al vencer su miedo, rellenando el juguete con premios muy suculentos tu perro, como pueden ser unos trocitos de queso o salchicha en lugar de su pienso.
  2. Disminuir la dificultad del juguete al mínimo e ir complicando poco a poco el juego conforme tu perro se sienta cómodo y seguro hasta conseguir que juegue sin miedo.

Pasos para conseguir que tu perro juegue con el nuevo juguete

Aunque cada juguete es diferente, los pasos a seguir para conseguir que juegue con él son siempre los mismos:

1. Muéstrale los elementos de los que se compone el juguete

En este primer paso no se trata de que juegue, sino de que pierda el miedo a acercarse al juguete o incluso tocarlo.

Para ello, deja el juguete o las diferentes partes que lo componen esparcidas por el suelo y reparte unos premiso muy apetitosos encima y alrededor.

Sin insistir ni animar, deja que tu perro se acerque a ellos a su ritmo hasta que se pierda el miedo a caminar entre ellas, rozarse con el juguete o incluso lo toque.

2. Comienza con una versión muy sencilla del juguete

El segundo paso es que tu perro empiece a jugar con el juguete de una forma muy sencilla.

Lo mejor es que utilices un premio muy apetitoso para él y que para obtenerlo no tenga casi que tocar el juguete.

Por ejemplo, para en el caso de la botella con agujeros sería la botella con un agujero tan grande que pudiera coger el pienso sin tan siquiera rozarla.

3. Aumenta la dificultad poco a poco

Conforme tu perro se sienta seguro con el nuevo juguete, aumenta la dificultad poco a poco.

En el caso de la botella con agujero sería ir disminuyendo el tamaño o el número de agujeros poco a poco.

Si aumentas el nivel en exceso, tu perro tendrá miedo y/o no querrá jugar con el juguete con ese nivel de dificultad. Si te pasa esto, vuelve al paso anterior dónde tu perro se sentía seguro y, si sigue sin querer jugar, disminuye aún más la dificultad hasta que vuelva a hacerlo.

Un ejemplo de cómo presentar un juguete

Para que entiendas mejor estos pasos, imagina que tu objetivo es que tu perro meta su cabeza en un agujero de una caja de cartón llena de pelotas para conseguir el pienso que encierra en su interior.

perro miedo nuevo juguete

Estos serían los pasos a seguir para conseguir que tu perro pierda su miedo al nuevo juguete:

Pasos perro miedo nuevo juguete

Se trata de disminuir la complicación del juego quitando elementos que a tu perro le den miedo como meter la cabeza dentro de la caja, chocarse con las pelotas, rozarse con la caja al intentar coger un premio de su interior, etc. 

Una vez que tu perro se siente seguro, aumentas un poquito la dificultad hasta conseguir tu objetivo.

La clave es la paciencia

Aunque te parezca que el juego presentado de esta manera no tiene ninguna dificultad para tu perro, no es así.

Para un perro miedoso el enfrentarse a sus temores y vencerlos es algo que requiere un esfuerzo enorme.

El hecho de hacerlo ya supone en sí un ejercicio mental para tu perro y, además, el superarlo conlleva muchos beneficios para él.

No solo tendrá cada vez menos miedo a jugar con otros juguetes, sino que en general ganará confianza al ver que puede enfrentarse a sus miedos y superarlos.

Cuando no debes de seguir estas indicaciones

Estas indicaciones son válidas cuando tu perro no conoce el juguete.

Si ya conoce el juguete y no quiere jugar porque ha tenido una mala experiencia anterior con él, el procedimiento es un poco diferente.

En ese caso primero debes trabajar para eliminar la asociación negativa que tiene con el juguete por la mala experiencia previa. Esto se llama trabajo de desensibilización.

¿Quieres ayudar a reducir los abandonos?

Un 11,4% de los animales de compañía son abandonados por problemas de comportamiento (Fundación Affinity 2017).

Comparte este artículo para difundir la educación canina.

¿Te has quedado con ganas de más?

Descárgate GRATIS mi ebook donde te muestro las 7 claves para que tú también puedas disfrutar de tu perro sin preocupaciones.

Soy María Lozano, responsable de los datos personales que proporcionas. La finalidad para la que me los facilitas es enviarte información gratuita sobre educación canina y, ocasionalmente, ofertas sobre cursos. La legitimización para el tratamiento de tus datos es tu consentimiento. El destinatario de tus datos es ActiveCampaign, la plataforma que gestiona el envío del boletín electrónico. Recuerda que en cualquier momento puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la política de privacidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para recopilar información estadística anónima de la navegación de los usuarios. Clica aquí para más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar