⇨ ¿Quieres solucionar un problema de tu perro?
Feb 10
problema de tu perro

Solución al problema de tu perro

Me encuentro a menudo con humanos que no saben cómo solucionar el problema que tiene su perro porque solo se fijan en las consecuencias, no en la causa de este problema.

Por ejemplo, una de las suscriptoras del blog me comentó que su perra no se quedaba tranquila cuando iban a una terraza a tomar algo. Y la entiendo porque es algo muy común, a mí también me pasaba con mi perra Plumita, que es muy miedosa.

Esto se puede abordar desde dos puntos de vista:

  • Consecuencias: como quieres que tu perro se quede tranquilo en una terraza, puedes adiestrarlo para que cuando le pidas que se siente o se tumbe lo haga y permanezca en esa postura hasta que le ordenes que deje de hacerlo.
  • Origen: puedes analizar el origen de la conducta, el por qué se está comportando de esa manera para trabajar ese origen e indirectamente, solucionar el problema.

De antemano te digo que a mí me gusta trabajar el origen, y quiero explicarte por qué.

Problemas de abordar solo las consecuencias del problema de tu perro

En el caso del ejemplo, puedes adiestrar a tu perro para que cuando le pidas que se siente en una terraza lo haga. Pero seguramente tu perro no esté tranquilo en una terraza porque hay demasiada gente, niños gritando, otros perros, comida, etc.

Esto puede ser una situación muy estresante para muchos perros, con lo que tu perro estaría continuamente levantándose debido a la excitación y tú no disfrutarías de tomar algo en la terraza sino que estarías repitiendo una y otra vez la orden cada vez más cabreado.

En el caso de que hubieras dedicado mucho tiempo a adiestrar a tu perro y consiguieses que se sentase o tumbase incluso en esas situaciones, el hecho de tenerlo atado y obligarle a permanecer en una situación que le pone nervioso lo que consigue es que tu perro se estrese.

Y esto conlleva problemas para su salud, un estrés que puede originar otros problemas y, lo que es peor, que no se sienta comprendido y a largo plazo perdiera la confianza en ti.

Beneficios de entender y tratar el origen del problema de tu perro

Si por ejemplo a tu perro le da miedo estar en la terraza porque se pone nervioso con mucha gente alrededor y si hay niños cerca, puedes acostumbrarlo poco a poco acudiendo a otras terrazas pequeñas en zonas tranquilas, después de haber dado un gran paseo para que esté cansado y dándole un juguete rellenable para que se entretenga y relaje mientras estáis en la terraza.

Si por ejemplo, tu perro es muy nervioso y no sabe quedarse en un sitio sin hacer «nada», simplemente sentado o tumbado mirando, puedes empezar a practicar como te explico en el ebook 7 claves para tener un perro tranquilo y feliz, así lograrás que se acostumbre a quedarse tranquilamente sentado en terrazas o cualquier otro lugar.

Quizás sea una mezcla de ambas y tengas que aplicar un mix de estas soluciones o haya alguna otra razón.

En cualquier caso, tratar el problema de esta manera, además de solucionarlo, evita problemas futuros y plantea una solución respetuosa con tu perro que respeta su ritmo de aprendizaje, miedos y personalidad. Esto hace que vuestra unión se fortalezca y notes mejoras en otros aspectos de vuestra rutina.

La solución al problema se encuentra en el origen

Con esto no quiero decir que no debas adiestrar a tu perro o, como me gusta decir, educar a tu perro para que responda a tus peticiones. Entrenar con tu perro es algo muy beneficioso para ambos, pero no es la solución a todos problemas.

Si tu perro tiene alguna conducta que quieres eliminar o cambiar, analiza la situación para comprender por qué actúa de esa manera y así, poder encontrar una solución trabajando el estímulo que origina ese nerviosismo, esa ansiedad, esa inseguridad.

Y tú, ¿compartes esta manera de abordar el problema?

Únete a la conversación, deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perros de Ciudad utiliza cookies para mejorar la web y facilitarte su uso. Si sigues navegando, entiendo que te parece bien, pero si tienes dudas, aquí te lo explico mejor.

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar